La Saeta Menu

Enlace:

Empresas, empleados y redes sociales

Los nuevos empleados ya están acostumbrados al uso de redes sociales y no se van a sentir cómodos en una empresa que les impida eso.

Las empresas, generalmente, temen que si los empleados tienen acceso a Internet y a las redes sociales, la productividad se irá a la baja; que navegando allí perderán un tiempo muy valioso. Este es un discurso clásico.

Lo cierto es que las nuevas generaciones que van a insertarse en el mercado laboral ya están acostumbradas al uso de las redes sociales y es seguro que no se van a sentir cómodas en un lugar de trabajo que les impida eso. Y tener incómodo a un empleado en su espacio de trabajo sí provocaría una merma en su productividad.

Empresa, empleados y redes socialesLas empresas tienen que encontrar una salida a esta realidad. Y cada empresa tiene una situación diferente con este tema.

¿Qué hacer entonces? Tomando en consideración que cada empresa debe lidiar con una situación diferente, encontrar una respuesta no es tan fácil. Pero empiece por revisar los métodos de evaluación al contratar a un empleado. Saber cómo evalúa y qué evalúa de un potencial empleado.

Considere el tipo de persona que contrata. El empleado que no es productivo se va a distraer aunque no tenga acceso a las redes sociales. En cambio el empleado que sí es productivo no se va a distraer ni usando las redes sociales, ni hablando con los compañeros, ni tomando café…

Las redes sociales son canales de comunicación y, en vez de cerrarlos, las empresas deben sacarles el mayor de los provechos. Recuerde que los nuevos empleados ya traen la Internet y las redes sociales con ellos. Y no olvide la máxima de que “quien apuesta contra la tecnología, pierde”.